martes, 16 de marzo de 2010

ATALA URIANA LA POETIZA WAYUU

Historia

Makuanta la abuela grita
¡rápido, corran niñas!
saquen los alanías, los gorros,
los caracoles, las ramas secas de olivo
y albahaca, los tabacos, los nudos de colores.

Corran conmigo alrededor de la casa,
echemos mucha arena
mucha por entre las piernas
koo – koo – koo

¡Váyanse espíritus malvados!
váyanse este es mi mundo.
La abuela soñó amaneciendo
va a pasar pronto, está amaneciendo
soñó con un caballo y en su lomo una cruz.

¡Váyanse espíritus malignos!
váyanse este es mi mar y mi cielo,
llego la cruz y se quedó
golpeando maracas, caracoles
ramas secas, alanias
y nudos de colores.



Gemelos


Hombre luna dibuja puntos luminosos
en la barriga del cielo,
pensando en la majayura
que vio en el oloroso humo del tabaco.
Ojos hermosos, como las aguas de Ayajui,
sus dedos ligeros
como arañas tejiendo.
Alaulieta ¡Mírame!
regálame la claridad
de tu vientre vacío
y tus redondas piernas de barro.
No quiero seguir dibujando
los puntos luminosos
en la barriga del cielo.
Solo quiero dibujar dos puntos
en la claridad
de tu vientre vacío.


Perlas


Perlas para jugar,
muchas como huevas de lisa,
mi hermanita y yo hacíamos collares.
Un día hombres extraños, piel color melón,
vaciaron las totumas de mis juegos
¡Perlas! ¡perlas! para alguien que llaman reina.
Los hombres de la casa
se quedaron en el fondo del mar,
cuidando las perlas dice mi abuela.
Mi hermanita y yo
esperamos a tata,
que emerja trayendo
una perla negra,
que un día nos prometió
si cuidábamos a las blancas.
Hundimos los pies en la bajamar
y llamamos a tata
¡tata! ¡tata! Recuerda la perla negra.
Llega la tarde con el balar de ovejas
pérdidas,
y tata no llega,
seguro cuida la perla negra
para que no le lleven a la reina.


WAYUU


Suchonkai eerü kaisü
Wolunka ayonnajataasü
Shi,iree tu jemeyulaakaa

Wolünka suchon Juya jee Mma
Wolünka, Wolünka ayonnajutkaa
Wolünka shü wayuu



WAYUU


Hijo de complicada vagina dentada
Wolünka danzaba ansiosa,
esperando el prodigioso momento
de la nueva vida.
Wolünka, hija de lluvia y tierra
Wolünka, Wolünka, danzarina
Wolünka, madre wayuu.


KAARAI


Suka pikiisa jashieemaajat, kaa
Puchunta nümüin Juya
Nuwawala
Kaarai, kaarai, kaarai,
Jee musia alijunairua
Matujaaooulu eejeewoliire naya
Antapaashii suma putchi kapatoushoule,
Nataula, nataula namusu
Tu shiimuinkaa waneepia
Süpüla alaawainjatüin shia weinshi.



ALCARABAN


Con gritos de rebeldía
pide a Juyá su savia seminal
Karrai, Karrai, Karrai.
Mientras hombres sin rostro
desembarcan con locas banderas,
de destinos inciertos.
Hombres con palabras de garfios
van atrapando las verdades del tiempo,
convirtiéndolas en falsedades eternas.

ATALA URIANA